la luna





La luna madura embaraza la tierra, y hace que el árbol cortado siga vivo en su madera.

La luna llena alborota a los lunáticos, a los alunados, a las mujeres y a la mar.

La luna verde mata las siembras.

La luna amarilla viene con tormenta.

La luna roja trae guerra y peste.

La luna negra, luna ninguna, deja al mundo triste y al cielo mudo.

Cuando Catalina Álvares Insúa estaba dando sus primeros pasos, alzaba los brazos al cielo sin luna y llamaba:

-¡Luna, vení!


Galeano. Bocas del tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario